Ciencia ficción fantástica: magia y tecnología

Rock, de Tom Lopez. Ambiente de ciencia ficción fantástica

Muchas veces se habla de la fantasía y la ciencia ficción como dos géneros ajenos el uno del otro. ¿Te sorprendería si te dijera que la fusión de ambos es más común de lo que crees? Deja entonces que te hable de la ciencia ficción fantástica.

¿Qué es la ciencia ficción fantástica?

La ciencia ficción fantástica es un subgénero que utiliza los elementos y tropos de la ciencia ficción y la fantasía a la vez. También se le conoce como fantasía científica, ciencia fantástica, fantasía espacial o futurista. No solo se utiliza en la literatura, sino en cualquier expresión del arte.

La convención para la ciencia ficción es que la tecnología sea científicamente lógica. La fantasía (mayoritariamente), en cambio, lo que hace es presentar elementos sobrenaturales ignorando las leyes de la física.

Rod Serling, guionista de The Twilight Zone, conocía a la perfección la forma y estructura de la ciencia ficción, tanto que ofreció una de las definiciones más sencillas y claras de esta: “la ciencia ficción es lo improbable hecho posible, mientras que la fantasía es lo imposible hecho probable”.

Partiendo de esta definición podemos deducir una para esta combinación. La de ciencia ficción fantástica se encarga de conseguir que aquello que es imposible que suceda en nuestro mundo resulte realista y plausible. Se trata de hacer que los elementos sobrenaturales encajen en el mundo futurista, a menudo como complemento para explicar los elementos científicos de este.

Arthur Clarke dijo que “cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Por tanto, también podemos pensar en la ciencia ficción fantástica como una tecnología que ha superado tanto nuestra concepción de la realidad que parece fantasía.

¿Space opera y ciencia ficción fantástica?

Si bien la space opera se suele tratar como un subgénero de la ciencia ficción, está directamente relacionado con la ciencia fantástica. La característica principal de estas óperas espaciales es una aventura dentro de un universo enorme, con todo tipo de planetas, imperios, razas, sistemas políticos, armas… Todo se combina para crear una historia heroica con un conflicto de proporciones galácticas.

Cuando piensas en todas estas características, puedes pensar en sagas famosas como Trilogía de la Fundación, Dune, La guía del autoestopista galáctico y, como no, Star Wars.

El caso de Star Wars

La famosa saga de Star Wars ha sido fruto del debate durante muchos años. Incluso aún cuando George Lucas afirmó que no era una película de ciencia ficción, sino de fantasía y una ópera espacial. Desde mi punto de vista, es todo eso a la vez. Se trata del mejor ejemplo de ciencia ficción fantástica.

Nos situamos en una galaxia muy, muy lejana. Tenemos una ambientación diseñada con muchísimos planetas y razas complejos y bien diferenciados. Hasta aquí todo suena a la creación de un universo de fantasía.

Súmale ahora un salto tecnológico futurista, donde existen las naves espaciales, los droides de todo tipo, avances increíbles en la medicina e incluso saltos en el hiperespacio para viajar por la galaxia. Si bien no se detiene a explicar la ciencia detrás de todo, la sensación de realismo probable es más que suficiente. ¿Ahora suena más a ciencia ficción, verdad?

Eso es porque falta un elemento más, la Fuerza. Esto se puede reducir a una magia ancestral que existe en el universo. Existen usuarios de la Fuerza, algunos del lado de la luz, los Jedi, y otros del lado oscuro, los Sith. Figuras mitológicas de este universo ficticio que conviven con la tecnología y que aportan verosimilitud a la existencia de esta.

De eso es de lo que se trata la ciencia ficción fantástica, de que los elementos sobrenaturales coexistan en un ambiente científicamente plausible.

Ejemplos clásicos en la literatura

Dado que se trata de un subgénero antiguo, algunas de las novelas o sagas no se concibieron en primera instancia como tales y se reconocieron posteriormente.

Dune

No podía faltar la clásica saga de Dune, de Frank Herbert. En su momento se convirtió en un fenómeno de culto, pero hoy en día quizá sea más conocida por su adaptación al cine en 2021. Si bien es una saga densa, os la recomiendo encarecidamente. Además, ahora podéis encontrarla toda en un mismo estuche. Aquí tenéis la sinopsis del comienzo de la saga:

En un futuro lejano, en un planeta remoto, se libra una compleja lucha que tendrá repercusiones en toda la galaxia. En las arenas de Akarris, más conocido como Dune, aprender a sobrevivir no es suficiente…
Esta saga apasionante plantea por primera vez de forma completa, racional y convincente todo un mundo absolutamente diferente del nuestro. Sus referencias a los problemas ecológicos, el poder de las drogas y la fuerza de los mitos la han convertido en una obra de culto para millones de lectores en todo el mundo.

La torre oscura

La torre oscura se trata de una serie de siete libros escrita por el famoso Stephen King. Él mismo ha descrito esta saga como su obra maestra. Es una mezcla de ciencia ficción fantástica con terror y elementos del western. ¿Qué os parece su sinopsis? Puedes conseguirlo aquí.

El pistolero es el primer libro de la magnífica serie «La Torre Oscura». Aquí conocemos al héroe Roland de Gilead y se inicia su largo viaje hacia la enigmática torre.
En un mundo extrañamente parecido al nuestro Roland Deschain de Gilead persigue a su enemigo, el hombre de negro. Roland, solitario, quizá maldito, anda sin descanso a través de un paisaje triste y abandonado. Conoce a Jake, un chico de Nueva York pero de otro tiempo, y ambos unen sus destinos. Ante ellos están las montañas. Y mucho más allá, la Torre Oscura…

Ejemplos modernos en la literatura

Actualmente hay muchos autores que están apostando por este subgénero. Aunque todavía es fácil quedarnos con solo su concepto de ciencia ficción, en algunas novelas es más evidente que otras.

Escuadrón

Escuadrón es una saga escrita por Brandon Sanderson. El autor sale del Cosmere para apostar por esta increíble space opera. Puedes conseguir el primer libro, Escuadrón, aquí. Os dejo también su sinopsis:

El mundo lleva siglos en guerra; la humanidad está atrapada en un planeta constantemente atacado por unos alienígenas decididos a destruirla. Los pilotos son los únicos héroes dispuestos a combatir al enemigo.
Spensa es una joven que siempre ha soñado con convertirse en piloto y defender a la Tierra. Pero su destino se cruza con el de su padre, un piloto que fue asesinado tras abandonar a su equipo, anulando sus opciones de asistir a la escuela de vuelo. De pronto, el ataque alienígena ha hecho duplicar la flota aérea de los humanos, facilitando que Spensa ahora sí pueda volar al espacio…

Linaje ancestral

Linaje ancestral es el nombre con el que ha llegado a España la novela corta y autoconclusiva Elder Race, de Adrian Tchaikovsky. Nada más tenéis que ver la sinopsis, y si os gusta, conseguirlo aquí.

Un mundo gobernado por la magia. Un expedicionario espacial perdido en un planeta lejano. Un relato a dos voces en el que fantasía y ciencia ficción se unen de forma magistral para crear una historia épica. Lynesse Cuarta Hija es una princesa rebelde menospreciada por su madre. Ahora el reino se ve amenazado por un terrible demonio que está sembrando el pánico y el horror allá por donde pasa. Su madre, la Regente, no da crédito a sus advertencias, pero ella está decidida a derrotar al monstruo.
Para ello invocará el antiguo pacto con el Ancestro Nyrgoth, el gran hechicero que habita en la torre de la cima de la montaña. Pero Nyr no es un hechicero, y tiene prohibido ayudar a las gentes del lugar. Además, sus conocimientos científicos le dicen que no puede tratarse de un demonio… Sin embargo, todo esto se viene abajo cuando una princesa guerrera llama a su puerta para pedirle ayuda, convencida de que su magia puede salvar su mundo.

La Tierra fragmentada

La trilogía de La Tierra fragmentada, escrita por N.K. Jemisin es una lectura casi obligatoria si te gusta la ciencia ficción y la fantasía. Puedes conseguir la primera novela, La quinta estación, aquí, y te dejo la sinopsis:

Toda era tiene que llegar a su fin.
Ha dado comienzo una estación de desenlaces.
Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.
Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.
Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.
El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

Puedes ver en el canal de Cosmereando la reseña de La quinta estación y El portal de los obeliscos.

Conclusión

A pesar de lo que muchos creen, la ciencia ficción y la fantasía no tienen por qué llevarse mal. A fin de cuentas, ¿por qué no podrían coexistir ambos géneros en uno? Umberto Eco dijo “la ciencia ficción es la forma moderna de los libros de aventuras o de caballería, salvo que los astronautas, las astronaves y los monstruos de otros mundos sustituyen a los castillos encantados y a los dragones”.

La ciencia ficción fantástica recoge elementos de ambos géneros para traernos aventuras épicas. Los elementos sobrenaturales y mitológicos pueden encajar y complementar un mundo científico sin romper la lógica ni verosimilitud de este.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí! ¿Y vosotros, conocíais la ciencia ficción fantástica? ¿Te interesa la reseña de alguna de las novelas? Podéis dejármelo en los comentarios.

Si te ha gustado comparte esta publicación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras publicaciones

Scroll al inicio